www.asesores.org

La Inspección de Hacienda sostuvo la existencia de simulación relativa

Sanción a un despacho por facturar a través de sociedades personales

El Economista  -  Normas & Tributos

El Tribunal Económico-Administrativo Central (Teac) se ha pronunciado, a través de una resolución de 21 de marzo de 2013, sobre la práctica de los abogados que, a través de sociedades profesionales, facturan como tal a sus clientes.

Lo hace sancionando esta práctica en el caso de un despacho de gran tamaño, con presencia en Madrid, Cataluña, Canarias y Asturias, asegurando que supone un caso de simulación relativa.

Se trata, en concreto, de un caso de interposición de una segunda sociedad entre el abogado y la sociedad que factura a los clientes. Las tareas concretas de asesoramiento, según recoge la resolución administrativa, las desarrollan distintos abogados, socios de una sociedad de profesionales, que, a su vez, facturan a la sociedad de profesionales a través de sociedades constituidas por cada uno de ellos.

En este sentido, la Inspección sostuvo la existencia de simulación relativa, dado que “los servicios que se dicen prestados por las que denomina sociedades interpuestas se corresponden con servicios prestados por personas físicas, socios, tratando de escapar del mayor tipo impositivo que grava las rentas de las personas físicas respecto de las jurídicas, evitando igualmente realizar la correspondiente retención e ingresar su importe en el Tesoro”.

 

Licitud de la agrupación

La resolución asegura que no hay “nada que objetar” sobre el hecho de que una sociedad, que agrupa cinco socios distintos (todos ellos personas físicas, abogados), presten determinados servicios jurídicos.

Así, el Estatuto General de la Abogacía en su artículo 28.1, aprobado por Real Decreto 658/2001, fija que “los abogados podrán ejercerla abogacía colectivamente, mediante su agrupación bajo cualquiera de las formas lícitas en derecho, incluidas las sociedades mercantiles”.

El debate surge cuando los servicios jurídicos que prestan cada uno de los socios a los clientes de la sociedad que les agrupa, aseguran que éstos son prestados por una sociedad de intermediación en la que participa cada socio en cuestión, “surgiendo así un doble y simultáneo sistema retributivo a favor del socio y a favor de aquella sociedad de intermediación, participada por el socio”. La conclusión es que esta práctica “adolece de simulación relativa y pretende básicamente disminuir la retención y la tributación final de los socios”, de forma que tampoco se ha acreditado que “añada nada al servicio personal de cada abogado”.

La resolución se basa también en la jurisprudencia de la Audiencia Nacional. En sentencia de 5 de diciembre de 2012, se desestimaron las alegaciones de un recurrente que sostenía que “ejerció una actividad de prestación de servicios acogiéndose a las posibilidades de la legislación vigente”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (7)    No(2)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Foro asociado a esta noticia:

  • Sanción a un despacho por facturar a través de sociedades personales

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    2 | Helena Alvarez - 17/05/2017 @ 18:55:03 (GMT+1)
    Enbuenahora ! el manejo de la información por parte de este portal, permite a quien no es expertos en temas financieros comprender lo fundamental de la información, máxime que este es un campo que siempre ha sido denso para el ciudadano de a pié.
  • Comenta esta noticia (Login)
    Normas de uso
    • Esta es la opinión de los internautas, no de asesores.org
    • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
    • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
    • Tu dirección de email no será publicada.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.